¿Cuál deuda es la más grande?

Reformas en educación y salud, y provisión de infraestructura son las deudas más grandes que tiene el Paraguay con su gente.

 

Sin lugar a duda, el incremento de la deuda pública ha sido uno de los temas más discutidos en los últimos tiempos, con posturas divididas al respecto. Datos concretos: el saldo de la deuda pública externa ha pasado de 2.200 millones de USD en diciembre de 2012, a 5.600 millones de USD en noviembre de 2017[1]. Con respecto a la Deuda Publica/PIB este indicador ha pasado de 14,6% en diciembre de 2012 a 23,5% en 2017[2]. Estos datos reflejan que el incremento de la deuda es real, pero también que relativamente aun existe margen de maniobra utilizar el modelo de crecimiento basado en endeudamiento. En el largo plazo, este modelo no puede ser sustituto de las reformas necesarias para fomentar la productividad.

Buena educación, salud pública e infraestructura cuestan dinero, y eso requiere buscar alternativas de financiamiento para estos sectores. De estos tres sectores, el de infraestructura es el que más lógicamente está asociado a la toma de deuda, por su característica de ser un bien público intensivo en capital. La educación y salud por su parte son, relativamente, servicios públicos intensivos en gastos de personal, y al menos en el corto-mediano plazo, dependen más de los ajustes en la estructura fiscal que puedan ser implementados.

La deuda no es necesariamente mala, sino que es una herramienta para tener hoy la infraestructura pública que necesitamos. El nivel de endeudamiento de Paraguay sigue en los rangos más bajos de Latinoamérica, y se encuentra fuera del rango prudencial de 30-45% recomendado por estudios del Fondo Monetario Internacional.[3]

Sin embargo, el nivel de infraestructura pública sigue siendo bajo. De acuerdo con datos del MOPC, apenas el 5% de la red vial del país es de pavimento asfáltico. Poco más de la mitad de las cabeceras distritales están conectadas con caminos de todo tiempo, y en el ranking de Competitividad del Foro Económico Mundial, Paraguay sigue ocupando un nivel de calidad de infraestructura similar al de países como Ethiopia, Lesotho o Mali.[4]

 

 

 

Reformas en educación y salud, y provisión de infraestructura son las deudas más grandes que tiene el Paraguay con su gente.

[1] Datos del Anexo Estadístico del Informe Económico del Banco Central del Paraguay (Feb, 2018).

[2] Datos del último Informe de Finanzas Públicas del Ministerio de Hacienda (2017).

[3] Investing in Paraguay’s future. Roldos, J. Santoro, M. David, A. Diciembre, 2016.

[4] Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2017-2018.