Nota desarrollada para la Revista Plus +

 

Paraguay, luego de superar la reciente turbulencia política debido al plan de forzar la reelección presidencial, se encamina a lograr el grado de inversión.

Para acompañar este viento favorable, la reforma del sistema previsional paraguayo se torna aún más que urgente.

Al lograr el investment grade, combinado con la supervisión eficiente de los fondos previsionales; Paraguay tendrá por lo menos 15 años de sólido crecimiento económico sostenible ininterrumpido, sostuvo Conor McEnroy, presidente del Sudameris Bank.

“No me canso de insistir. La reforma más urgente, más importante e impactante sin lugar a dudas es de los fondos previsionales. El ahorro para la jubilación o pensión es la cuenta de oro del pueblo. Es imperdonable que no haya alguien supervisando. Y recuerda siempre: la autoregulación no funciona”, enfatizó el banquero.

 

edicion-1Los sistemas previsionales son engranajes vitales dentro de las economías en desarrollo y varias desarrolladas, principalmente, a través del ahorro que son capaces de producir y el destino que se les da a estos fondos.

Paraguay está todavía muy lejos de lograr esto y recientemente se ha puesto en debate la forma. Pero la falta de consenso se constituye en una traba en el camino del progreso en un ámbito donde el país está en deuda con la sociedad y bastante rezagada en comparación a otros países.

Como cualquier nación en desarrollo, Paraguay necesita mejorar su nivel de infraestructura, incluso más que muchos en condición similar considerando que es un país productor de materias primas, pero que al mismo tiempo cuenta con una de las peores infraestructuras de todo el mundo, según el Foro Económico Mundial.

Los capitales de las previsionales son fundamentales para los requerimientos de riesgos y plazos que exigen los grandes proyectos que servirán para aumentar la productividad a nivel país.  En otras palabras, Paraguay no tiene financiamiento a largo plazo en gran parte porque no quiere.

Los activos de las previsionales hoy se destinan en gran mayoría al sistema financiero, específicamente en Certificados de Depósitos de Ahorro (CDA). El Instituto de Previsión Social (IPS) -que por cierto es la entidad más grande del sector- tenía a finales de 2015 casi el 80% de sus activos en esta herramienta.

El sector financiero paraguayo dedica gran parte de los fondos que manejan al comercio y el consumo, como también actividades a corto plazo que no tienen mucho valor agregado en la composición del Producto Interno Bruto (PIB) algo que se podría rever y que sean destinados a sectores que tengan un mayor impacto en la economía.

Sin lugar a dudas los proyectos a largo plazo pueden ser cubiertos con inversiones realizadas de manera objetiva con recursos de las previsionales. Parece una obviedad, pero para evitar descalces se debe financiar con recursos a largo plazo, proyectos a largo plazo.

Es importante destacar que las entidades previsionales han permitido el desarrollo en varios países donde los modelos más conocidos y debatidos son los de Chile y Perú en América Latina. El nivel de sus fondos en algunos casos llega a representar el 50% del PIB.

infografia-1

MERCADO DE CAPITALES

El tamaño cada vez mayor que adquiere el mercado de capitales (con la inversión de las previsionales) incentiva la aparición de nuevos instrumentos e instituciones dentro del mercado que le den mayor profundidad y liquidez.

Así, más recursos disponibles para la inversión y una mejor asignación de los capitales llevan a aumentar tanto la producción como la productividad de las diferentes actividades que se desarrollan en el país.

 

infografia-3

EL CASO CHILENO

Se puede considerar a Chile como el pionero en Latinoamérica en cuanto a reformas previsionales que permitieron la participación en actividades económicas. Esto ha sido posible, principalmente, gracias a la voluntad política por incluir a estas entidades como financistas.

Ya a mediados de 2008, la inversión de las administradoras de fondos de pensión chilenas en los mencionados “bonos de infraestructura” había alcanzado los US$ 1.957 millones.

 

infografia-2

PARAGUAY MUY ATRASADO

La principal característica del sistema previsional paraguayo es el escaso nivel de cobertura con que cuenta. Según PNUD (2013), 8 de cada 10 personas que trabajan en Paraguay no tienen acceso a una jubilación.

Hay que enfatizar el enorme potencial que poseen los ahorros de las previsionales en el país. Trabajando apenas al 20% de su potencial, la entidad más grande del sector, el IPS, cuenta con activos financieros que representan cerca del 12% de todo lo depositado en los bancos de Paraguay.

Gran parte de esta situación se puede explicar al observar el alto nivel de informalidad que existe en el mercado laboral del país, con un subempleo que afecta al 19% de la población económicamente activa. Además de esto, el sector primario ocupa un lugar preponderante en cuanto a proporción de población ocupada alcanzando el 20%.

Así, en un régimen donde los beneficios se calculan en base al promedio de los últimos salarios existirá el incentivo de sub-declararlo en los primeros años y sobre-declararlo en el último periodo. Estas situaciones atentan contra un manejo financiero prudente de los fondos, diezmando los activos e inflando los pasivos.

Si a esto le sumamos la falta de una entidad que se encargue de monitorear estas situaciones, dejando a cada caja a organizarse en este sentido, se puede entender por qué está situación ha proliferado. Ya que las cajas de manera particular (aún más las pequeñas) no cuentan con una estructura lo suficientemente fuerte para monitorear estas operaciones.

Además, el IPS, la entidad más grande del sector, ofrece -aparte de pensiones- prestaciones de salud a sus cotizantes manejando los fondos para ambos beneficios de manera conjunta. Está situación podría llevar a problemas de gestión en ambas caja.

 

EL CAMINO

Los déficits que suelen presentarse en algunas de las cajas del país son también limitantes para aprovechar el potencial de estas entidades, ya que a la par de que se mal utilizan fondos que podrían haber colaborado al crecimiento económico; se debe recurrir generalmente al gobierno central para que cubra los déficits generados. En la realidad, el país presenta un conjunto de entidades previsionales sin ningún tipo de coordinación o articulación.

Al no existir un verdadero sistema integrado de entidades previsionales, caracterizar el funcionamiento de éstas resulta una tarea por demás compleja. Si a esto le sumamos el escaso nivel de información estadística procesable existente (mal originado por la misma causa) y la falta de regulación que obligue trasparentar su actuación a las entidades, hacer un análisis detallado del presente que atraviesan las previsionales en el país en cuanto a lo financiero y patrimonial no resulta para nada sencillo.

En cuanto al endeudamiento; al considerar (6 cajas del sector regulado y 2 de las no reguladas) entidades como un todo, los pasivos acumulados representarían solamente el 23% de los activos que manejarían, si se diera dicha consolidación.

Además la mayor parte de las cajas mantienen hoy una participación patrimonial importante, lo que les permite mirar hacia el futuro con optimismo.  Cabe también resaltar que todo lo que se comentó sobre este tema no aplica cuando hablamos de la Caja Fiscal, entidad que se encuentra en déficit hace varios años.

La rentabilidad, a pesar de no ser demasiado elevada, muestra unos niveles aceptables considerando la posición conservadora que toman la mayoría de los entes en sus inversiones. El tamaño del IPS en comparación con las demás es innegable, pues el 80% de las utilidades se las lleva la entidad.

 

EN FOCO

A pesar de las diferentes limitaciones que se fue achacando a las previsionales paraguayas, éstas han sabido alcanzar un nivel bastante interesante de inversiones. Los fondos de las previsionales están siendo destinados, en mayor medida al sistema financiero “tradicional”.

Este está formado por los bancos y financieras de plaza y el instrumento favorito de estas intermediarias es el certificado de depósito de ahorro (CDA).

Pocas son las entidades que han decidido apostar al sector inmobiliario y menos las que se han optado por invertir de manera directa en otras empresas a través de la compra de participaciones.

La experiencia internacional y diversos estudios realizados por actores de la economía mundial (desde entidades multilaterales, como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo, hasta equipos de investigación de bancos con presencia internacional pasando por gobiernos nacionales y consultoras) destacan diversos sectores a los cuales podría ir direccionado el ahorro generado por las previsionales para conseguir, primeramente que el régimen sea sostenible a través del tiempo y luego, que estos fondos puedan servir para financiar actividades que potencien el crecimiento económico.

Entre los ya destacados en esta misma investigación podríamos volver a mencionar a los proyectos de infraestructura. Esto debido a las grandes deficiencias con que cuenta el Paraguay en ese sentido, ubicado entre los países con peor infraestructura en el mundo entero.

Otro sector que podría ser fuertemente potenciado por las previsionales es el industrial ya que generalmente maneja proyectos de inversión a plazos similares (o deberían manejar) para sus inversiones.

Esto podría además generar una especie de círculo virtuoso de crecimiento, en el sentido de que un aumento de la producción industrial necesariamente debe venir acompañado de un aumento de la mano de obra empleada en el sector.

Así, si consideramos que la tasa de inactividad del país es relativamente baja, el efecto sería el de una “migración” de mano de obra desde otros sectores de la economía, entre ellos el informal. Así podemos concluir que las entidades previsionales tienen una relación casi nula con el crecimiento del producto interno bruto paraguayo.

Para más  información: info@consultorabis.com

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *